Nosotros

El Hospital Santa Rosa de Viterbo es uno de los más antiguos de la Ciudad de Querétaro. Fue construido hace más de 40 años por un grupo de médicos emprendedores. Su época de esplendor como el mejor en su tiempo fue durante un periodo de más de 20 años.  

A partir de Octubre del año 2012 abrió nuevamente sus instalaciones. Este ambicioso proyecto tiene como finalidad otorgar servicios de la más alta calidad y calidez para la población de un nivel socioeconómico medio. Cuenta con total apego a la normatividad tanto nacional como internacional en materia de seguridad del paciente. Es por eso que, somos el cuarto Hospital en obtener la Certificación de Consejo de Salubridad General de los 74 registrados en la Dirección General de Información en Salud del Estado de Querétaro y el primero en su clase por infraestructura y diseño.

Entre los temas más destacados que fueron calificados, está la aplicación de las Acciones Esenciales de Seguridad del Paciente (AESP). Esto trata sobre la importancia del extremo cuidado que brindamos a nuestros pacientes en la operatividad diaria del hospital. Es importante destacar que, para mantener la certificación, debemos someternos a continuas evaluaciones tanto aleatorias como intencionadas. Esta es una ventaja competitiva que nos exigirá continuar implementando y mejorando nuestro Modelo de Seguridad del Paciente.

Filosofía

MISIÓN:

Brindar servicios integrales de salud, con seguridad, calidad, confianza y calidez, con personas profesionales, competentes y comprometidas desde el corazón histórico de Querétaro.

VISIÓN:

Ser el Hospital Certificado de Querétaro que garantiza servicios y atención de excelencia, consolidado como la mejor opción, comprometido en mantener los más altos estándares nacionales e internacionales de calidad.

VALORES

RESPETO: Reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades propias, del prójimo y sus derechos.
ÉTICA: Comportamiento de los colaboradores que se demuestra a través del compromiso por el trabajo, el cumplimiento de las asignaciones laborales, evitando cualquier conducta que pueda afectar a la reputación de una organización, valorando la necesidad de considerar la función social que implica ejercer una profesión.
INTEGRIDAD: Respetarse y respetar sus ideas, siendo fiel a sus propios principios y demostrándolos en la vida diaria haciendo lo correcto.
LEALTAD: Defender lo que creemos y en quien creemos; brindando obediencia en las normas de fidelidad, honor, gratitud y respeto.
TRABAJO EN EQUIPO: Multiplicar nuestra productividad, crea valor al efectuar tareas que se complementan entre sí y contribuye al desarrollo de todos.

Siempre listos para atenderte

¡Contáctanos!